Jabón de sal..


Jabón de sal rosada
Jabón azul de mar con sal rosada.

Otro jaboncito salta a la palestra en este humilde blog.. Es un jabón de sal del Himalaya .. .. Buenoooo, quien dice del Himalaya, dice también del Pakistán…

Yaaaaaaaa, ya sé que algunos diréis… ¡Qué copionaaaa, desde que vio el precioso Jabón de Sal de Belinda, no ha parado hasta hacer uno!... Pues sabéis que os digo…. ¡Pues que es verdad!... jajajaja…




La composición del jabón es esta:

Aceite de oliva virgen............. 250gr
Sebo de vaca ....................... 100gr
Aceite de coco ....................... 95gr
Aceite de pepita de uva .......... 30gr
Manteca de cacao .................. 30gr
Manteca de Karité .................. 15gr
Sal rosada ............................. 150gr .. (25 %)


Infusión de limón e hibisco...... 173gr
Sosa .....................................   67gr

Aroma: alimentario de naranja de Lidl.



Ahora, sin más demora, voy a ir a la confección del jabón… aunque antes tengo que aclarar  ‘lo del Pakistán’… y para ello tengo que irme primeramente al lugar de compra de la sal…

Estando yo hurgando por El Corte Inglés  …. Y cuando digo hurgando, digo eso.. hurgando, que no comprando.... No por ná ,  sino porque  yo soy más de Mercadona, Supersol  y Día … Oyeeee, que yo puedo hacer perfectamente  mis compras del mes en el hypercor ehhhh …lo que pasa es que a mí la marca Día y Hacendado me gusta mucho más… (cof… cofff… oishh que tossss)  .. jajajaja.

Pues dándome una vuelta por El Corte Inglés, me metí en la tienda Groumet que tienen allí…  Yo en esta tienda de ‘exquisiteses’ suelo entrar muchooo…… eso sí, comprar lo que se dice comprar....no compró ná…. pero mirar lo que se dice miraaaar…. miro ‘toooa’ la tienda... hasta que formo un charco con la baba y los dientes chirrían en el suelo... (Sí, sí... llamadme 'exagerá').

El caso es que en una de las estanterías estaba un tarro precioso con sal del Himalaya, y …. me acordé de Belinda y su precioso jabón en la azotea …  En esto que llega el chaval de la tienda, con su uniforme de chaquetita y pajarita y se ofrece a ayudarme…

Le comento que estaba interesada en esa sal y en otras sales de Mallorca, una de color negro que me encantó y que está en mi mente para un próximo jabón de sal …

Jabón de sal del Himalaya
Jabón  azul de mar
El paquete de sal del Himalaya era de un kilo… a 10 euros… Preciosa la sal, de granos grandes y tonos rosados. Le pregunté si la había de medio kilo …

Yo, pensando en cómo economizar claro ….Que para que quiero yo luego tantas sales... que tengo la tensión altaaaa ... Bueno, pues que me dijo que no… que ese era el formato que ellos trabajaban …

Pensé para mí, que menos mal que no le había preguntado por un cuarto y mitad… porque tenía junto a mí a una señora de edad avanzada, muy delgada, con mucho maquillaje, mucho perfume, muy estirada y con una sarta de pulseras ‘dorás’ de tres kilos  "ca’una" lo menos, que ya me había mirado de ‘soslayo’ poniendo demasiada atención a mis preguntas sobre las sales y mirándome de arriba a abajo mi vestuario de vaqueros, zapatillas deportivas, chaquetilla polar del Decathlon y pendientes de mercadillo.

En fin, que le dije al chico que iba a dar una vuelta  porque era mucha cantidad de sal para el ‘pequeño bouffett que me tenía que preparar la chica del servicio para una cena de amigos”. De esa manera y mirando soslayadamente a la señora de pulseras como aros de gimnastas y que me tenía mareada con el olor de su perfume... me fui a la parte del hipercor, a ver si la encontraba mas económica, por lo menos, un tarro con menos cantidad.

Y sí, la había, pero esta no era de grano grueso, sino muy fino… Era casi blanca y el precio no bajaba mucho, casi 9 euros…  Pregunté a una chica de allí y me comentó que había un tarro de 250 gramos…  a 2 euros…  Y sí, estaba también molida muy fina.. y ... Claro está....que fue esa es la que me llevé..

Cuando llegué a casa, me puse bien las gafas y leí que el origen de la sal era Pakistán…  jejejeje… Me reí y todo… Claaaaro,  la sal no venía del Himalaya, sino que se me  había quedado en el Pakistán….  ¿Pa kis tán las sales más cerca? Pa ki no tengas que ir tan lejos….jajajaja… Oishh en fin, que para el caso, me daba igual, buscaba una sal rosada para experimentar en los jabones de sales y esta me venía de perilla, además de tener también muy buenas cualidades… Así que… ‘preparaíta’ ya estaba yo a la tarde con el jaboneo.
Jabón con sal rosada
Puede verse que ha quedado algo poroso,


Primero, como siempre… fundo aceites y mantecas. Mi intención era buscar un jabón muy hidratante que en cierta manera dulcificara el poder raposo exfoliante de las sales…

Mira que yo tengo la piel sensible, que una es ‘probe pero delicá’ y me veo con la piel ‘despellejá’… Así que le he puse manteca de cacao y karité… Ya sabéis que esos productos los uso más que nada para momentos especiales.. jejejeje..


Lo peor es que es también muy humectante y las sales, ya sabéis que tiende a retener ‘las aguas’, así que me veo al jabón llorando todo el día... más por estas latitudes tan húmedas.

Para el jabón, hice una infusión de Lord Nelson que compré en el Lidl, es de flores de hibisco y limón. Nuevamente, la sosita de los cojones, no se me deshizo a la primera… Creo que voy a terminar por comprarme otra, más que nada porque ¿no sé por qué le cuesta tanto deshacerse? Y me hierve la sangre ver cómo me quema las infusiones…

También tengo que decir que no dejé ningún aceite para el sobreengrasado por olvido… (Si es queeee, entre los despistes la caraja que tengo y lo trasto que soy… no hace falta que diga más..) Mi intención era dejar la manteca de cacao y la de karité para ello, en fin, que bueno… como lleva un 11 % de sobreengrasado, pues tampoco que éste sea el producto de una rebujina de todos los ingredientes , tampoco viene mal.

Jabón de sal
Salado y azul como el mar.
En fin, el proceso de elaboración del jabón fue todo muy bien y sin incidentes, hasta que se me ocurrió ponerle un poco de color…

La verdad, es que…. después que pasa todo, es que no me puedo creer que me guste tanto complicarme la vida…

Sí, yaaaa, soy muy cursi, me gustan los colorines, el malva, las rosas, lo delicado, lo glamouroso… No me va mucho lo plano, lo monocromo, lo minimalista; pero de vez en cuando….. se agradece la sencillez, y sobre todo…¡No meterme en líos!

 El caso es que… me dio por coger…. ¡¡La mica azul!!...¡Ay Dios!...  Con lo que armé la última vez, que se me desparramó toda por la encimera…. ¡Oishhh qué valor tengo!

Pensé que la otra vez estuve aturrullada por falta de tiempo, pero esta vez lo haría sin prisas… y me saldría mejor… ¡Y un mojón!...Así que cogí un poquitín de los aceites y le mezclé con un poco de mica… El color no me gustaba, me recordó el color moñiga de la otra vez, así que añadí más… y como no me convencío… otra mijita más…

Cuando mezclé la sosa con los aceites y se me fui haciendo la traza, dividí en dos y en una de ellas le puse el aceite con color…. ¡Ay mare… que color de caca feo otra vez!... Cogí y abrí la mica, lo más cuidadosamente que podía ser, aunque algo me manchó los dedos… mantuve la calma y funcionó. Añadí directamente mica azul a la traza… El color más feo todavía…¡¡¡¡Aaagghhhh!!!! ¿Qué hago?....Pensé en que luego los colores aprieta y no me apetece que luego el jabón manche… así que le puse una mijilla más nada más y decidí mezclar.

Esta vez quise improvisar. Nada de perchas, ni swirl, ni nada por el estilo.. Quise hacer algo improvisado, "Made in Carmeluchi"…  ¡Y así me salió!... ¿Qué os parece?


Para colmo, se me ocurrió poner fragancia de naranja, como la infusión llevaba limón, pues me dio por los cítricos… Usé una fragancia alimentaria que compré en lidl y que huele a naranja de maravilla… Sé que no le dará mucho aroma … Por lo pronto, el olor intenso de mi aceite de oliva no se aprecia.

Solamente dejé pasar unas seis horas para desmoldar, estos jabones endurecen pronto y tiende a desmoronarse como el queso curado .... y casi casi ehhhh... Cuando le metí el corte algún trozo se me partió, pero con cuidado pude cortar casi todos en perfecto estado, si acaso... alguna grietecilla quedó.

Al final tengo que reconocer que el color al final me ha encantado... ha quedado un azul muy suave que en las fotografías no se aprecia bien....

Jabón azul y rosado

Poniéndome poética diré que es....  un azul de mar cuando el sol refleja su luz del medio día  mezclándose con el color rojizo y arenoso de la playa…

En realidad es así, azul de mar y beig-rosado de la arena.


Sobre las propiedades de este jabón....Diré que tenemos un jabón realizado con aceite de oliva, rico en ácido oleico, lo que le ofrece a la piel un extra de suavidad e hidratación. Aceite de coco, tonificante y estimulante del colágeno de la piel y aceite de pepita de uva... gran humectante.  y con la cremosidad que le da a la espuma el sebo de vaca.

Tiene también manteca de karité, gran regenerador celular con propiedades restructurantes y suavizantes y que junto con la manteca de cacao, gran antioxidante y humectante de la piel, son los mejores combatientes en estrias y arrugas.

Por último, tiene un 25 % de sal rosada (en la etiqueta... del Himalaya).. Este aporte convierte al jabón en un exfoliante que activa el sistema circulatorio, regenera la piel y la libera de impurezas, además de tonificar y revitalizar a la vez que relaja.



Por tanto, tenemos aquí un jaboncito de ducha muy nutritivo e hidratante que a través del poder exfoliante de la sal rosada, nos tonificará y revitalizará la piel, estimulando el sistema circulatorio.



10 comentarios :

  1. Bueno, que Pakistán por el norte tiene el Himalaya... pero sería que fuera de Camboya que ni lo huele. Me gusta mucho el jabón y tus aventuras más. Si es que en el sur teneis una gracia... Hasta para ir al Corte Inglés. Te diré que creo que fue en Gadis (no se si me equivoco), donde ví botecitos pequeños de diferentes tipos de sales... Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que con el tema de las sales del Himalaya hay mucho ruido, aunque ya sé que la gran mayoría de las sales del Himalaya, vienen de la parte del Pakistan. Y lo de los botecitos de sales de Mallorca, son una pasada,, las hay de varios colores y con diferentes hierbas para la comida...

      Niña, que me alegro que te guste o te entretengas con mis entradas. jejejeje

      Eliminar
  2. Hola Carme Al, me la he pasado muy bien leyendo tus aventuras para jabonear, mira que eres jocosa, el jabón de maravilla te ha quedado espectacular, tengo pendiente también hacer uno. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro Abel que te guste .... Y sobre el jabón, a mí tampoco me ha desagradado al final como ha quedado. El color me gusta, se parece al de mi dormitorio jejejeje

      Eliminar
  3. Carmen que identificada me he sentido con tus andaduras por el corte ingles!jajaja Yo ahí no paso hija, lo más que me acerco al corte ingles es con Eva González y Masterchef! Pintaza tu jabón!! Yo voy a sacar uno en breve que he hecho(cuando te digo en breve igual es dentro de 6 o 7 meses, jeje), pero con sal normal, así que ya seremos 2 las que hemos copiado a Belinda (panda de vívoras) jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos 'culo veo... culo quiero'.... Tania hija..... Copionas sin remediooo.. ...jajaja..... Niña, te pasa como a mí, me entra una vena jabonera cuando veo los jabones de la comunidad.... (Ay que yo quiero uno igual, yo quiero uno igual... o parecidooo jajaja) y me pongo a elaborar oleatos como loca en la Thermomix. Vamos, que tengo la alacena llenaaa.... y que, o les doy vuelo ya o me van a caducar jajaja..

      Eliminar
  4. ¡Me encanta este jabón! Y el relato, como siempre ¡grande! :)

    ResponderEliminar
  5. me encanta tu forma de enseñar por que para mi es una clase maestra, gracias por tantos conocimientos compartidos sin aburrimiento alguno,saludos desde Venezuela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí Sara por 'aguantarme' jejejeje.

      Eliminar

¡Anímate a comentar! ♣Me interesa muchísimo tu opinión♣

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...